viernes, 13 de diciembre de 2013

Sorpresas te da la vida, la vida te da sorpresas!


 
                Podría empezar esta historia como si de un cuento se tratara… “Todo comenzó una otoñal mañana de Noviembre…” desde luego así lo estoy viviendo yo…como en un cuento.


                De un día para el otro mi vida ha dado un cambio radical, un giro de 180 grados completamente inesperado, una llamada de teléfono lo desató todo y en cuestión de días mi mundo se volvió patas arriba.

 
                Por mi estación pasaba un tren que no podía dejar marchar, un tren con seis niños muy especiales y cargado de emociones, experiencias y descubrimientos, un tren que sólo con verlo ya era bonito… imaginaros poder subir en él!!
 

                No me lo pensé dos veces, hay oportunidades que solo pasan una vez en la vida, de cabeza me embarqué en este GRAN PROYECTO.
 

                Para los que aún no sabéis muy bien en que consiste os lo explico un poco, se trata de acompañar a seis niños en su gira  como cantantes en el musical de “Los Miserables”. Seis niños increíbles, procedentes de ciudades distintas ciudades de España, cada uno de su padre y de su madre pero todos con un denominador común… la pasión por cantar e interpretar.
 

                Tengo que decir que cuando llegue aquí me encontré mucho más que eso, me encontré a seis hermanos, seis pequeños corazones que latían al mismo compás, con ilusión, ganas, entrega y sobretodo ALEGRÍA.  Todos son una piña, todos se respetan y quieren, aunque como buenos hermanos también tengan sus peleillas…
 

                Los días de gira son muy intensos para todos, clases, baile, canto, interpretación, actuación… una agenda muy completa que les permite continuar con su labor escolar, enriquecerse y asentarse como buenos artistas y como no, lo más importante, seguir siendo NIÑOS… con sus juegos, sus pasiones, sus ratitos de recreo… todo esta pensado por y para ellos, son los protagonistas de este proyecto en el que tengo la gran suerte de estar.
 

A esta intensidad le sumamos un valor mas… siempre andamos con la maleta a cuestas, pues vamos recorriendo poco a poco muchos rincones de España…. Valencia, Tenerife, Las Palmas, Valladolid, Vigo, Pamplona… además de esta maleta llevamos una mochila en la que vamos añadiendo poco a poco con las experiencias que vivimos, los lugares que visitamos y como no, el calor de la gente que nos va acompañando…
 

 
Todo esto es increíble, me siento muy afortunada de estar donde estoy y de poder vivir esta experiencia con todos ellos. No podría haber venido en un momento mejor de mi vida, me siento con ganas, con fuerza, con ilusión… estoy FELIZ!

 Esta felicidad no quita que eche de menos muchas cosas que he tenido que dejar atrás… tuve que soltar la mano de mis trece soles… fue lo más duro de mi decisión, ellos con poco despertaban lo mejor de mí, sus sonrisas y achuchones hacían que saliera el sol incluso el día mas nublado. Solo nos conocíamos desde hacía apenas unos meses pero formábamos un equipo perfecto. Se que es un grupo con muchísimo potencial, un grupo que se va a comer el mundo allá por donde vaya… curiosos, observadores y cien por cien exploradores!! Ha sido poco tiempo pero han dejado una huella en mí y estoy segura de que algún trocito de “Miner” se lleva cada uno…
 

Y como no… mi gordi!!! Echo de menos el trabajar juntas codo con codo, el tándem perfecto!!! Ahora recae en ella más el peso… pero sé que sabrá quitar de su mochila las piedras que no sirven de nada, sabrá recoger del camino las flores y los regalos que la vida la va a ir dejando. No te quedas solita, yo estoy contigo, más cerca o más lejos estamos juntas para todo, exprimiremos al máximo los días que podamos vernos y estoy segura de que vamos a poder seguir coloreando juntas el camino que iniciamos.
 
Poco a poco os iré contando las hazañas de estos seis pequeños “miserables” y de nuestro día a día.
 

No puedo acabar sin dar las gracias a todos los que me habéis apoyado y me seguís apoyando, GRACIAS POR SONSERIR CONMIGO, gracias por acompañarme desde la lejanía, gracias por estar siempre a mi lado y sobretodo gracias, gracias y gracias por formar parte de mi vida.

jueves, 28 de noviembre de 2013

EN DIFERENTES TRENES

NUEVOS CAMINOS
 
Para todos aquellos que nos leen o que nos siguen en Facebook. En distintos post hemos escrito, desde lo personal, nuestra experiencia en el mundo de la educación, en este camino tan bonito que recorremos todos los días y en el que tantas sorpresas nos llevamos.

Juntas hemos compartido con todos ustedes nuestro crecimiento y evolución, nuestras ganas de aprender, de conocer, de formarnos y juntas hemos intentado contagiarles nuestra alegría y satisfacción en el mundo de la experimentación, el arte y la innovación educativa.

Ahora juntas… tenemos que compartir los nuevos cambios. Una de nosotras hemos cogido un tren con diferente destino. Algo que no se podía ni debía rechazar y que sin duda, estamos convencidas aportará cosas muy buenas al blog y a la propia experiencia personal de quien lo recibe.

Ha sido duro, pues todo ocurrió tan rápido… que no hubo casi tiempo de despedidas. Ella desde allí (cada mes en una ciudad diferente) y yo desde aquí… intentaremos seguir contagiando y expresando nuestra ilusión y vocación, siendo conscientes de que resultara algo más difícil. Ambas, pensamos que la experiencia que una de ellas vive puede ser muy enriquecedora, pues no deja de ser educación.  

Por lo que llegamos a la conclusión que en esta vida no se deja de crecer nunca. Que no solo los niños nos sorprende sino el destino individual de cada uno y que por todo ello es importante que aprendamos a aceptar que las cosas siempre ocurren por algo y en el momento idóneo... Solo debemos esperar a que lleguen.

“Mi niña, aún no he vuelto a la escuela pero cada día me acuerdo de ti, de cómo estarás y como te sentirás tan lejos de tu mundo. Contando los días para volver a vernos y compartir toda la experiencia vivida.”

NUESTRAS NECESIDADES Y LAS SUYAS.


NECESIDADES DE LOS ADULTO:

Con el tiempo, las formaciones extra que hacemos fuera de la escuela, la observación directo… descubres que muchas veces el día a día de nuestros niños funciona cubriendo nuestras necesidades y no las de ellos.

El ser humano por lo general vive deprisa y atado, culturalmente hablando, a unos estereotipos y costumbres, pero ¿Son realmente necesarias para los niños? ¿Les aporta algo positivo?

Las ansiedades de los adultos hacen que los niños pasen totalmente de todo aquello que hacemos pensando que ellos lo necesitan.

En la escuela, por ejemplo, las aulas “decoradas” todo bien colocado, los muñecos que dibujamos felices, la música que ponemos, el cumplimiento de las rutinas… y podría seguir…

Tenemos tantas cosas que aprender de ellos. Viven ajenos a todas esas cosas, son mucho más simples, les gusta mucho más que les observemos mientras juegan no que aprovechemos para recordar. Adoran los abrazos de buenos días al entrar al aula más el muñeco de la entrada, lo que quieren es que bailemos juntos no escuchar música, les gusta moverse, saltar, girar y gatear porque en ellos es una necesidad y no para llevarnos la contraria.

 
Viven con una sonrisa porque son felices con nuestra presencia y no necesitan más. Son capaces de satisfacer sus necesidades con el simple hecho de existir y tener libertad.

Por todo ello, quisiera transmitir a todas esas maestras, en las que me incluyo, que ellos no nos juzgaran si aún no hemos pegado los murales, si no tenemos ese CD grabado con villancicos o si nuestra clase no está ambientada cumpliendo nuestras necesidades. A ellos les basta con nuestra presencia, observación y dedicación plena, de manera individual o en grupo para crecer felices. Al fin y al cabo ¿Qué es lo que una buena maestra, padre o madre persigue diariamente?

Si estamos de acuerdo en que nuestro principal objetivo es acompañarles en su crecimiento, desarrollo y evolución no debemos olvidar nunca que para ello debe ponernos a su altura, a la altura de sus necesidades Y olvidar las nuestras.

 
Con esto no pretendo tirar por tierra todo lo que hacemos, es decir, ese gran muñeco en la puerta, la ambientación de los pasillos o el bonito mural del otoño que preparamos pensando en ellos, sino recordar que lo prioritario es el abrazo, la sonrisa, la empatía que sentimos hacia ellos. Principalmente porque ellos lo van a valorar mucho más y sobretodo LO VAN A NECESITAR MAS AMENUDO.

lunes, 21 de octubre de 2013

NOTICIAS DE DIFERENTES SABORES:

NOTICIAS DE DIFERENTES SABORES:
 
Esta profesión es una autentica montaña rusa. Todas las que nos encontramos dentro sabemos que cada día una noticia, un logro de esos niños o una palabra puede hacer que tu día cambie. En post anteriores hemos hablamos sobre lo duro que puede llegar a ser un periodo de adaptación, destacando el tiempo que necesitamos para que las cosas se calmen, para que ellos confíen en nosotras, para que nos quieran y nos acepten.
 
A lo largo de cada semana o si me apuras de cada día, podemos recoger pequeños logros. Comentábamos que ya empezaban a surgir esas sonrisas en ellos, sonrisas que para nosotras son vitaminas de fuerza para continuar. Una caricia, un beso o un abrazo de cualquiera de ellos nos hace saber que comienzan a aceptarnos y nos van haciendo un huequito en sus vidas.
 
Es Lunes, ha sido un día muy largo, pero no me podía ir a la cama sin escribir. Hoy he recogido la mejor recompensa (con sabor agridulce) que cualquier maestra o educadora puede recoger en pleno periodo de adaptación.
 
A pesar del sabor de la noticia, ver como una familia puede emocionarse de esa manera al hablar de cómo se sienten cuando te dejan al niño es uno de los mejores regalos. Dos meses juntos, solo dos meses... Es entonces cuando yo ratifico que este trabajo es totalmente vocacional. que somos felices con las sonrisas de ellos, con la confianza de los padres y con el trabajo, el buen trabajo en equipo entre familia y escuela.
 
Aunque una se vaya a casa con la sensación de estar fallando en algo, con la duda de cómo lo estas haciendo y por qué no decirlo, en ocasiones con la desesperación. Los 10 minutos de charla con esa familia me han hecho ver que sí que hay quienes valoran y aprecian nuestro trabajo y no solo eso, sino que pueden llegar a sentir la angustia y el miedo a la separación.
 
Las cosas siempre llegan a nosotros cuando uno esta preparado para que lleguen. Hoy yo necesitaba esa conversación para saber que voy por el camino correcto. Ellos necesitaban esa noticia para dar un cambio radical, que estoy segura, muy buenas cosas les deparará.
 
Los gestos, una mirada o una frase de alguien puede llenarte de energía y vitalidad. A veces, es la palmadita que te ayuda a continuar. Por todo eso y por ser como sois MUCHISIMAS GRACIAS

jueves, 26 de septiembre de 2013

Superando el periodo de adaptación:

Es difícil expresar la cantidad de sentimientos que se despiertan en el periodo de adaptación.

Como decíamos en otro post, son momentos duros para todos, para los niños, que se encuentran con un lugar nuevo, diferente, con gente desconocida... Para los padres, pues dejan a su mayor tesoro en manos de una persona también prácticamente desconocida para ellos y por supuesto para nosotras las profes que tenemos que arrancar de los brazos a niños que lloran sin cesar y ver como sus padres se van con la misma tristeza. 



Es un periodo complicado para nosotras, como maestras, tenemos que demostrar mucho en muy poco tiempo y con las circunstancias en contra. En pocos días debemos ofrecer a los padres esa seguridad que necesitan, demostrarles que sus hijos están en buenas manos y que pronto empezará a cambiar la situación...  Por otro lado, con los niños, consolando sus llantos y secando sus lagrimitas con achuchones y caricias, haciéndoles ver que estamos ahí para ellos, que les protegemos y les cuidamos...

Los primeros días son frustrantes, sacamos fuerzas de donde no las hay, activamos en nuestros oídos el botón anti-lloros, nos desayunamos un café bien cargado de paciencia y esperanza y alguna vez que otra lo acompañamos de un ibuprofeno (elemento básico en la taquilla de una maestra).

Y así los días pasan y paaaasan... Y poco a poco vamos viendo los cambios de nuestro trabajo, trabajazo diría yo, poco a poco los niños entran más contentos en clase, poco q poco dejan de llorar y poco a poco los padres van siendo más optimistas viendo todos estos cambios...

Entonces! De repente, como por arte se magia se suceden las primeras sonrisas! Para nosotras tan importante como los primeros pasos o las primeras palabras en la escuela… Sonrisas de los niños, de sus padres y por supuesto la nuestra (grande y radiante como ninguna).

La moral de la maestra se viene arriba, ya se te olvidan los lloros, se te olvida todo lo anterior…  porque lo que tienes ahora es lo que llevas esperando tanto tiempo, miradas de complicidad con los niños, sonrisas tímidas pero sinceras, abrazos espontáneos y los primeros “buenos días” con besos. Todo buen trabajo da sus frutos y después de la tormenta siempre llega la calma.

Aun no podemos decir que se ha acabado el periodo de adaptación, nos faltan rutinas por coger y mucho que rodar juntos, pero podemos decir bien alto que LO PEOR LO HEMOS PASADO YA!!!!
  
Ahora disfrutemos día a día más, con cada pequeño triunfo, con cada pasito, pues después de tanto superado tiene un sabor especial. Mimemos y dejemos que poco a poco ellos nos vayan mimando a nosotras... Queda un curso entero para disfrutar, aprender, experimentar, crecer... Como dirían mis amigos los catalanes... Hagámoslo”poc a poc i amb bona lletra". (poco a poco y con buena letra).



"Las dificultades preparan a personas comunes hacia destinos extraordinarios"

viernes, 6 de septiembre de 2013

EL PERIODO DE ADAPTACION:

COMIENZOS DUROS :(
 
 
 
Se puedo decir, que a pesar de llevar desde el día dos en la escuela, hoy hemos comenzado.  Ha sido una hora y media con ellos, con los niños y estos, sin sus padres, solitos. Estoy segura de que juntos nos esperan muchas cosas y momentos buenos por vivir y compartir dentro del aula. Sin embargo es triste pensar o asumir que los comienzos siempre son duros.
 

Una intenta consolar a todos pero faltan manos y este año ha sido diferente... no he podido evitar ponerme en el lugar de esas mamas que se marchan dejándonos lo mas valioso. He intentado abrazarles, secarles las lágrimas con mucho cariño, solo me ha faltado llorar junto a ellos aun sabiendo que ellos tampoco me entenderían.  
 
Todos necesitamos TIEMPO, tiempo para conocernos y para confiar los unos en los otros... tiempo para asumir e interiorizar las rutinas, para adaptarnos. Tiempo para que los días vayan pasando y las entradas y salidas tengan canciones mas divertidas.
 
 
Mucho ánimo para todas esas familias que lo están pasando igual de mal que ellos y que yo, pues para nosotras tampoco es fácil. Ánimo para todas las compañeras que se encuentran en la misma situación que nosotras.
 
 
Y ahora, añado un texto sobre el periodo de adaptación elaborado hoy mismo por la servidora después de vivir la situación de hoy. Todos debemos entender y asumir que el periodo de adaptación es complicado y todos somos los afectados. Estoy segura de que dentro de un mes tendrá muchas cosas buenas que contar, puesto se quedará como anécdota ;)
 
 
EL PERIODO DE ADAPTACIÓN:

 
La escuela infantil puede llegar a ser para los niños y niñas una nueva posibilidad de enriquecimiento y ampliación de sus experiencias, otro modo de crecer y desarrollarse en relación con otros compañeros, otros adultos y nuevos espacios.
 
En un principio la escuela es un espacio desconocido, que puede suscitar sentimientos de inseguridad y miedo, en contraposición con lo que es para los niños el mundo familiar, un lugar seguro, conocido, donde se sienten protegidos y cuidados.
 
El sentimiento de perdida es un sentimiento real en el niño en ese momento, sin embargo él no pierde nada, ya que el mundo familiar sigue estando presente. Con la experiencia progresiva, este sentimientos ira desapareciendo en pro de lo que le supone la ampliación del mundo referencial que le proporciona la escuela.
 
El sentimiento de abandono que pueda tener o sentir un niño en el periodo de adaptación se debe a que ellos no tienen una noción temporal desarrollada, no comprende cuando le decimos “mamá vendrá prontito”. el niño lo va adquiriendo con la experiencia de comprobar que cada día suceden las mismas cosas unas tras otra y que papá o mamá siempre vuelven a buscarle, con lo que va adquiriendo la seguridad necesaria para poder disfrutar de las actividades y experiencias de la escuela.
 
Todos estos sentimientos, de pérdida, inseguridad, miedo y angustia que el niño puede llegar a sentir en un primer momento ante la entrada en la escuela infantil, son sentimientos totalmente lógicos y expresarlos es una reacción totalmente SANA. Nada ni nadie puede evitar al niño estos sentimientos, ya que solo él, de manera voluntaria, puede superarlos.        
 
Todos estos comportamientos irán desapareciendo paulatinamente en la medida en que el periodo de adaptación se vaya resolviendo, porque lo que hay que tener claro es; que se resuelve, que es necesario pasarlo, pero se pasa y se supera, es entonces cuando las risas, los buenos momentos, los grandes amigos, los juegos aparecen.
 
A pesar de todo, es posible que a los niños les haga falta tiempo para reconocerla, descubrir cosas interesantes, transformarla, adecuarla a sus necesidades y preferencias, y así poder disfrutar de ella.
 
A este tiempo lo llamamos periodo de adaptación. Esto no es sino el cambio o proceso que cada niño vive en el plano de los sentimientos (afectivos, sociales o intelectuales), valorando lo que supone la separación de la familia y lo que su estancia en el centro le puede ofrecer.
 
Cada niño vive su propio proceso de manera individual, no existe un periodo de adaptación entandar ni en los comportamientos ni en el tiempo que cada uno necesita.
 
No solo son los niños los que están implicados en el proceso de adaptación. La familia y el centro inician relación, y a todos nos hace falta adaptarnos.
 
El ingreso del niño en el centro puede hacer surgir en los padres sentimientos contradictorios: miedos, dudas, desconfianza…., que a menudo los lleva a sentirse culpables por la decisión que han tomados de llevar a su hijo a la escuela infantil.
 
Interrogantes como ¿Estará bien? ¿Habrá llorado mucho? ¿Estará solo? ¿Tendrá a alguien que le consuele?, y un largo etc… Son solo algunas de las mil preguntas que se harán los padres.
A partir de ahora, cada familia, cada padre y madre, reaccionará de manera diferente.
 
¿Y LLEGADO EL MOMENTO?
 
-      Ser muy respetuoso con su incorporación progresiva, sin forzar situaciones.
-      Llevar a los niños al centro sin prisas ni nervios.
-      Comentar diariamente con la educadora como ha pasado su hijo el día.
-      No engañar a los niños. Despedirse cada día y recordarles que más tarde iremos a buscarlos.
-      No alargar excesivamente las despedidas.
-      Permitir que el niño lleve algún objeto personal que le de seguridad.
-      Recordar que el proceso no es siempre constante y que puede haber altibajos.
-      No es bueno comparar procesos de adaptación; cada niño es diferente.
-      No dudéis expresar vuestras dudas y sentimientos a los educadores de vuestros hijos.
-      Llamar siempre que tengáis necesidad de hacerlo.
 
ÁNIMO


domingo, 1 de septiembre de 2013

"VOLVER"

ARRANCAMOS CURSO NUEVO:


Ya está todo preparado, pero ¿Estamos todos preparados? Estoy segura que sí.

Hoy le pongo banda sonora a este post, pues esa canción siempre me recordara a este verano, a lo que dejamos atrás, a los recuerdos...

 
“Quiero volver Después de dos años dedicados a mi “bebe” me siento preparada para volver. Para encontrarme de nuevo con mis niños, con las compañeras y con todo lo que a partir de mañana empieza y partiendo desde cero,   vuelvo al mundo laboral convertida en madre trabajadora y para mí es el comienzo de algo nuevo. Contenta, muy contenta con muchas ganas e ilusión, con fuerzas para arrancar un nuevo curso, un nuevo grupo de niños, papas y mamas, con un mundo por descubrir y otro que continuar dentro de nuestra metodología, de nuestro trabajo y de nuestra labor educativa.
 

Atrás dejamos el verano, abrimos el cajón de los recuerdos para seguir almacenando nuestras pequeñas historias ya vividas y que tanto nos enseñan.  Llenamos nuestra cabecita de instantáneas, de momentos, de olores… de imágenes y de palabras.

Todo empieza a girar de nuevo…. EMPEZAMOS ¡!!!!!

He de confesar que siento el palpito de que será un buen año, de que continuare creciendo, creciendo con mi aula, con las compañeras y como no, con mi pequeña. Lo esencial es  tener conciencia, estar preparada, todo lo que vienen a nosotros es porque estamos preparados para recibirlo ;)
 
Quiero
Que todo vuelva a empezar
Que todo vuelva a girar
Que todo venga de cero
De cero...

Y quiero que todo vuelva a sonar
Que todo vuelva a brillar
Que todo venga de cero
De cero...

Y siento que todo lo malo es pensar
Que todo lo que viene va
Que todo se va consumiendo
Y el silencio manda hoy más
 
 
 

 
 
Esperamos escribir muy prontito, con el periodo de adaptación superado y con los nuevos proyectos ya arrancados. Mientras, respirar muy profundamente con una buena dosis de paciencia para estas semanas duras y complicadas en las que ahora, mejor nunca, debemos empezar con cada uno de esos niños quienes lo pasen, seguramente, peor que nosotras.



lunes, 8 de julio de 2013

Vamos a reflexionar para aprender y para crecer, para mejorar !!!!!!


FELIZ VERANO:
 
Ha sido un año muy duro, me he convertido en mama y no estaba preparada para aprender tantísimas cosas de golpe. Por otro lado Minerva ha hecho un trabajo excepcional con toda la clase, en la escuela y en su vida, ambas dos no hemos dejado de crecer este curso; yo desde casa y ella desde la escuela nos hemos ido abriendo camino en un mundo maravillo, aun con mucho por descubrir.

Mi niña por un lado, la vida por otro y algunos que otros personajes se alinearon para que este año hiciéramos un verdadero aprendizaje. Y para una vez más, comprobar que las cosas no ocurren por ocurrir y que las señales existen.

 
Pero ya en Julio, y con un mes entero para descansar, para disfrutar y para “jugar” debemos hacer un paréntesis en cuanto al blog y al Facebook se refiere. No sin prometer seguir al pie del cañón a la vuelta, pues nosotras no perdemos la ilusión y las ganas nunca por continuar.

Tenemos muchos proyectos para el curso que viene, pero también tenemos mucho trabajo por delante, aun así nos encontramos con fuerzas, pues nosotras vivimos nuestro trabajo y no sabemos hacerlo de otra manera.

No queremos irnos sin desearos un feliz verano, sin animaros a que sigáis participando y aprendiendo con nosotras, a que confíes en una educación “diferente” pero sobre todo a que confiéis en vosotras mismas.

Y para dejar constancia de algo: no por casualidad llego esta definición a mis manos a modo de regalo “ESPIRAL: SIMBOLIZA EL PROCESO DE CRECIMIENTO Y EVOLUCIÓN, DE VOLVER AL MISMO PUNTO UNA Y OTRA VEZ PERO EN UN NIVEL DIFERENTE PARA QUE DE ESE MODO PODER VER CON UNA NUEVA LUZ
 
 
 

GRACIAS POR EXISTIR.

A MI AMIGA Y COMPAÑERA DE BATALLAS
 
Y de nuevo, una vez más, llevo este post a un parcela personal… pero no podía evitarlo.
Esta vez me dirijo a esa personita  que tanto me ha ayudado, me ha apoyado, pero sobretodo, a esa persona, que como amiga y como compañera de trabajo me ha dejado un huequito en su vida. A la persona que ha querido compartir conmigo todos sus logros, su clase (con niños y todo). A la persona que confió en mí, en esta metodología y a la persona que la puso en práctica.
 
Querida Minerva, lo sabes y lo sabrás siempre porque te lo recordare cada día, ¿Qué haría yo sin ti? ¿Qué habría hechos las medusas sin ti?





Me siento muy afortunada teniendo a alguien tan especial en mi vida. Sé que ella tendrá su mejor sonrisa para animarme o el mejor abrazo para darme fuerzas en momentos duros, que los hay. Sé que ella buscara la mejor manera de decirme que me quiere y otras que me equivoco, sé que ella estará siempre a mi lado y al lado de mi pequeña.
Por todo ello, no podía no dedicarla unas palabras merecidísimas. La tierra, el universos, el destino, las señales o simplemente cada uno mismo, pone a todos y a todo en su sitio… por eso pequeña Miner, aunque nos esté costando, sé que lo conseguiremos…. Pero hasta entonces y por el momento sigo acumulando ratitos vividos junto a ti, a tus historias, deseosa de que ocurra ese gran momento que ambas dos esperamos impacientes.
Gracias por acoger con tanto cariño a esos patitos, gracias por acompañar en su crecimiento a las medusas y gracias por querer caminar junto a mi en un camino “complicado” con baches, volcanes, maleza, alguna que otra flor y sin una meta determinada.
Juntas nos hemos propuesto muchas cosas que poco a poco vamos consiguiendo. Al igual que nuestros niños hemos terminado algo, pero si hay fin también hay comienzo….
Eres un cielo.

¡ NOS GRADUAMOS TODOS!

LLEGO EL MOMENTO:


Llego el gran momento, sabíamos que esto tendría que ocurrir ¿Acaso deberíamos estar tristes? ¿Hay algo mejor que dejarles volar para aprender?

Lo cierto es que ha sido duro, hemos almacenado muchos recuerdos, muchas anécdotas… les hemos acompañado en este crecimiento tan importante, pues los tres primeros años son claves. Y ahí hemos estado, mimándolos cuando lo necesitaban, reeducando en ocasiones, enseñando en otras, juagando cada día y soltando poquito a poco esa cuerda que tanto cuesta.

Estaba todo preparado y listo para la función, con un arsenal de sentimientos y nervios en nuestras mochilas, con añoranza, ilusión y tristeza por parte de todos.

 
 
Los niños felices y emocionados por su fiesta, los padres orgullosos por el primer evento académica y nosotras…. Nosotras sin saber definir con exactitud todo lo que sentimos en ese momento en el que asumimos que es el final de una etapa y el principio de otra.

Porque quien no trabaje en esto, seguramente no entienda lo que queremos decir, pero seguro que hay mucha gente que sabe de lo que hablamos, incluso muchos papis.

Y llegados a este punto solo podemos decir “GRACIAS POR VENIR” gracias por venir cada día con una sonrisa, gracias por confiar en mi para cuidar de tu bebe, de tu niño, gracias por colaborar en la medida de lo posible, gracias por formar equipo conmigo, gracias por compartir pero sobretodo GRACIAS tu apoyo, tus besos y tus empujones en momentos duros.

Esto es lo que les diríamos a cada uno de esos padres que han formado parte del aula de las lunas, patos y medusas. Esa gran piña de padres que ha hecho que nuestro trabajo fuese mucho más gratificante. Porque en estos tres años, todos hemos aprendido de todos y eso nos ha hecho crecer a nosotras junto a ellos.

Ahora solo deseamos que encuentren un camino lleno de cosas buenas para seguir aprendiendo y para seguir creciendo, donde respeten “un poquito” sus ritmos, sus intereses y donde sobretodo no se olviden de escucharles, pues siempre tienen algo interesante que contarnos.
 
Y, aunque no hayan sido nuestros hijos, nosotras los hemos sentido como tal... por todo ello, a todos esos pequeños bajitos "GRACIAS POR EXISTIR"
 
 
 
 
 


domingo, 16 de junio de 2013

"LA NOCHE MAGICA"

MAGIA EN TODOS LOS RINCONES DE LA TARARA:
 
 
Llevo casi dos años fuera del aula, lo que no quiere decir que esté "ausente". Desde casa he seguido todos y cada uno de los progresos de mis niños así como los que el equipo educativo ha realizado.
 
Después de una noche, donde sin duda, predominó la magia, solo se me ocurren cosas positivas que escribir y transmitir. Si un día hablaba de la importancia de un buen equipo, de saber ser compañeras y de saber ser educada y respetuosa, hoy tengo que decir que me siento súper orgullosa y afortunada de trabajar donde trabajo  y de formar parte del equipo de las "taradas". Porque aunque cada una tenemos lo nuestro, pues no hay nadie perfecto, porque aunque entre cada una de nosotras existan "pequeñas tiranteces", he podido ver como en una noche donde solo ellos son los protagonistas, donde todo lo que se hace es por y para ellos, nosotras hemos sido capaces de ser unas autenticas profesionales, hemos sabido ser "niñas" porque de todos y cada uno de nuestros alumnos deberíamos aprender muchísimo.
 
 
 
 
Por todo ello, no puedo dejar de felicitar a todo el equipo, de hacerles saber a todos nuestros seguidores que todo salió bien gracias al equipo que durante semanas a cuidado y mimado cada uno de esos detalles para que existiera la magia. Para que ellos disfrutaran.
 
 

 
Y cómo no, agradecer a todos esos papás que han querido que sus hijos formaran parte de la actividad, que disfrutaran con nosotras y que pudieran llevarse una experiencia que muchas envidiamos.
 
Ver sus caritas al entrar, sentir su emoción e incluso ver como algunos añoraban a sus papis hace que para nosotras también fuera mágico y especial.
 
Tuvimos muchas lagrimas por parte de los adultos (la que escribe una de ellas). Después de tres años acompañándoles en su crecimiento y desarrollo va tocando decir adiós, o mejor dicho, hasta pronto. Esto solo ha sido un ensayo para lo que viviremos el próximo día 27 en la graduación.
 
Nos preparamos para ese momento, porque la situación lo requiere. Por mi parte tengo mucho que agradecerle a todos y cada uno de los niños que forman las medusas, incluso las nuevas incorporaciones que a pesar de no poder tener un trato directo durante el curso me dedicaron muchas palabras de animo y apoyo. Pero también están todas esas mamás y papás que han compartido a sus bebés con nosotras, que han confiado en nuestras manos y que nos han "prestado"  a sus niños mientras trabajaban.
 
Es ahora cuando se va formando un nudo tremendo en la garganta, casi imposible de digerir e inevitable de sentir.
 
Desde aquí y después de un domingo de "resaca" solo puedo decir, que me encanta "mi trabajo", me encanta ser maestra. Mil gracias a cada una de las personas que me acompañan en este camino, en esta profesión que en mayor o en menor medida algo me han enseñado y tantas cosas hemos compartido.
 
 

jueves, 30 de mayo de 2013

UNA BUENA INTEGRRACIÓN SENSORIAL:

¿POR QUE BASAMOS NUESTRA METODOLOGIA EN ACTIVIDADES DE EXPERIMENTACION?
 
¿Por qué tanta importancia  a los sentidos?
La creación de un ambiente rico en estímulos táctiles, visuales y auditivos, junto con un clima lleno de afecto y la adecuada satisfacción de sus necesidades, ayudarán al niño en su crecimiento y en el desarrollo de sus capacidades y habilidades
Las sensaciones constituyen la fuente principal de nuestros conocimientos acerca del mundo exterior y de nuestro propio cuerpo. Son los canales básicos por los cuales la información sobre los fenómenos del mundo exterior llegan al cerebro dándole al niño la posibilidad de orientarse en el medio y con respecto al propio cuerpo.
Las sensaciones le permiten al niño percibir las señales y reflejos, las propiedades y atributos de las cosas del mundo exterior y los estados del organismo.
Ellas vinculan al niño con el mundo exterior y son tanto la fuente esencial del conocimiento como la condición principal para el desarrollo psíquico de la persona.
Estas sensaciones son captadas por los sentidos presentes en nuestro cuerpo. Se reconocen cinco sentidos: tacto, oído, vista, gusto y olfato. Se trata de que el niño/a sea capaz de percibir, interpretar, juzgar, descubrir el origen y disfrutar de las sensaciones recibidas, mediante la experimentación, que van a ser la base de conocimiento y relación con el mundo exterior.
En la infancia, es donde más se desarrollan dichos sentidos. Gracias a ellos, los pequeños exploran, descubren y conocen  lo que les rodea. De este modo sus capacidades están mucho más estimuladas y receptivas. En esta etapa el niño/a está capacitado para recoger información, se parte de lo conocido a lo desconocido, de lo simple a lo complejo, de lo cercano a lo lejano, junto con las relaciones personales y sociales el niño/a empieza a desarrollarse como persona
Por todo esto hemos decidido acercarles, aún más, a cada uno de ellos facilitando materiales, espacios y objetos que  les permitan un mayor y mejor acercamiento al mundo de los sentidos. Las actividades que realizamos son cercanas a la realidad del niño/a, utilizando objetos de la vida cotidiana, siendo atractivos y seguros.
La experiencia sensorial es siempre personal, porque cada persona percibe de forma distinta y sus reacciones serán variables. La relación del niño/a con el entorno se inicia a través de los sentidos y las sensaciones que perciben, construyendo sus propias ideas.
¿Qué es la Integración Sensorial?
La Integración Sensorial es el proceso neurológico a través del cual las sensaciones que provienen de nuestro entorno y de nuestro cuerpo están organizadas e interpretadas en nuestro cerebro para generar una respuesta adaptada. Normalmente, no prestamos atención a este proceso de ordenar la información sensorial, debido a que estos procesos tienen lugar de forma automática e inconsciente dentro del sistema nervioso. Nuestra mente y nuestro cuerpo están constantemente en acción para dar respuesta a las demandas del mundo actual. Las sensaciones, pensamientos y acciones que experimentamos son procesados a través de nuestro sistema nervioso central, que genera las respuestas adaptadas que se nos exigen. Este conjunto de acciones reciben el nombre de Integración Sensorial.
Para la mayoría de los niños, la Integración Sensorial se desarrolla de forma natural a lo largo de su infancia, a través de una multitud de actividades y estimulaciones que reciben. Sin embargo, para algunos niños, este proceso de Integración Sensorial no se desarrolla de forma eficiente. Cuando esto sucede pueden hacerse evidentes diferentes problemas: de aprendizaje, de motricidad, de lenguaje, de comportamiento, de socialización, etc.
La importancia de los sistemas sensoriales
Todos estamos familiarizados con los sentidos del gusto, olfato, vista y oído, pero existen 3 sistemas sensoriales que aún son más importantes para que nuestro sistema nervioso central pueda madurar correctamente. Son el sentido del tacto, del movimiento (vestibular) y de la posición del cuerpo en el espacio (propioceptivo). Cuando el niño es capaz de procesar correctamente estos 3 sistemas sensoriales, es capaz de mantener un nivel de alerta adecuado para cada actividad que le permite aprender y madurar de forma adecuada en todas las áreas del desarrollo.
Cuando nuestro sistema nervioso central no es capaz de organizar, interpretar o integrar la información que recibe a través de alguno de los sistemas sensoriales, esta alteración va a tener un impacto en el desarrollo del niño y en las áreas ocupacionales.